Cartilago de Tiburón (90 grs.) $400

 

El Cartílago de Tiburón aporta calcio y fósforo, por lo tanto ayuda a fortalecer huesos y articulaciones. Es beneficioso en aquellos que sufren artritis, reuma u otros desórdenes relacionados con las articulaciones. Su acción puede ayudar a disminuir la rigidez articular. El Cartílago de Tiburón juega un importante rol en la reparación y salud de las articulaciones. La Vitamina D interviene en la absorción del calcio y el fósforo, y por tanto en el depósito de los mismos en huesos y dientes. Su carencia genera alteraciones óseas, trastornos dentales y alteraciones metabólicas. 

 

El cartílago de tiburón y las articulaciones

El suplemento contiene calcio, fósforo y condroitina. Esta última es un nutriente adquirido por la sangre. Este elemento se destila en el líquido sinovial, dando lugar al movimiento normal de las articulaciones. El fluido sinovial que cubre las de los huesos es el lubricante y absorbe el choque. Cuando el cuerpo humano no produce las suficientes cantidades de glucosamina y de condroitina, el líquido sinovial pierde su viscosidad normal y por lo tanto no protege las articulaciones. Empieza el dolor, aparece la rigidez de los huesos y se pierde la movilidad.

Se supone que el cartílago de tiburón actúa fortaleciendo el sistema inmunológico y tiene propiedades anti-inflamatorias no tóxicas.

El consumo de este producto es popular como preventivo para los deportistas que suelen sufrir desgarramiento musculares, para articulaciones inflamadas e inflexibilidad. Para algunos sus efectos son notables, si bien lo cierto es que todavía ninguna revista científica ha probado los beneficios del cartílago en relación a las articulaciones.

 

Modo de tomar el cartílago de tiburón

El material en las distintas presentaciones puede ser el mismo. Sin embargo para dosis altas, el polvo es probablemente la más fácil de tomar y la más económica. En altas dosis las cápsulas de gelatina resultan ilógicas. Los altos volúmenes de gelatina de las cápsulas pueden traer problemas digestivos.
Puede mezclarse con agua, jugos o leche de soja desgrasada, siendo recomendable beberlo entre comidas o 30 minutos antes de comer. Siempre hay que prepararlo en el instante para conservar su potencia. Tampoco se deben usar líquidos calientes, sino fríos o a temperatura ambiente.

 

 

© 2013 - 2020 DieteticaDelivery Todos los derechos reservados